Agradecido con tu propósito extraordinario

 


Cuando estás agradecido con tu propósito de vida, entonces no hay miedo, ni tristeza, ni enojo. Las emociones limitadoras de escasez desaparecen. 


Publicar un comentario

0 Comentarios